publicidad
Residente de Lake Beach resiven asistencia tras las inundaciones registradas en la zona

FEMA no dará ayudas a los damnificados por las inundaciones en Illinois

FEMA no dará ayudas a los damnificados por las inundaciones en Illinois

De acuerdo con la agencia, el estado puede hacerse cargo de los daños provocados por las fuertes lluvias y tormentas registradas el verano pasado

Residente de Lake Beach resiven asistencia tras las inundaciones registr...
Residente de Lake Beach resiven asistencia tras las inundaciones registradas en la zona

CHICAGO, Illinois. La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) no ayudará a las víctimas de las severas inundaciones registradas el verano pasado en el área de Chicago y alrededores.

En una carta dirigida al gobernador de Illinois, Bruce Rauner, el administrador de FEMA, Brock Long, anunció el lunes que la agencia determinó que el daño provocado por las inundaciones en los condados de Cook, Lake, McHenry y Kane el mes de julio no estaban más allá de la capacidad del estado para abordarlas.

El 31 de agosto, Rauner pidió al presidente Donald Trump la declaración de zona de desastre luego de que lluvias torrenciales causaron inundaciones desde mediados y hasta fines de julio en estos condados.

Funcionarios estatales informaron que las inundaciones dañaron más de 3,200 residencias, incluidas 244 con daños severos. El condado de Lake fue uno de los más afectados con más 2,400 casas dañadas, 236 de las cuales sufrieron afectaciones mayores.

El suburbio de Gurnee, localizado en ese condado fue uno de los más afectados. Debido a las lluvias el río Des Plaines subió de nivel y el agua superó los 12.5 pies de altura, el equivalente a 3.8 metros.

Con bolsas de arena intentan hacerle frente al aumento del nivel del río Des Plaines en Gurnee Univision

Estos niveles de agua no se habían visto en décadas. Según reportes, la última vez que se habían visto niveles de esta magnitud en este suburbio ubicado a unas 40 millas al norte de Chicago, fue en 1986 cuando el agua llegó a las 11.9 pies, el equivalente a 3.6 metros.

Además de cierres de caminos y hospitales, residentes de las zonas afectadas incluso llegaron a utilizar kayaks y lanchas para transportarse.

Para ayudar a aliviar la situación, el gobernador ya presentó una solicitud de asistencia a la Administración de Pequeñas Empresas (SBA) para que otorgue préstamos a bajo interés a los damnificados en los condados de Lake, Cook y McHenry.

Para ser elegibles para las ayudas, al menos 25 hogares o negocios en el condado afectado deben haber sufrido grandes pérdidas que no estén asegurados del 40% o más.

Por lo menos 50 personas han sido evacuadas en Round Lake Beach tras las inundaciones Univision

"Muchas personas todavía están trabajando para recuperarse de estas devastadoras inundaciones. Estos préstamos a bajo interés podrían acelerar ese proceso y ayudar a las personas a recuperarse", dijo el gobernador en un comunicado.

De acuerdo con el mensaje de Rauner, la Agencia de Manejo de Emergencias de Illinois (IEMA, por sus siglas en inglés) consultó con los condados afectados para ver si se había algún daño adicional que podría haberse utilizado para respaldar una apelación de la denegación.

Sin embargo, los condados afectados no proporcionaron información adicional sobre daños para hogares y negocios.

En octubre pasado, la administración Trump aprobó la declaración de zona de desastre en 11 condados al oeste de Wisconsin donde las inundaciones se registraron más o menos al mismo tiempo que las de Chicago.

Fuertes tormentas causan inundaciones y otras afectaciones en suburbios al norte de Chicago
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad