publicidad
Dos policías ayudaron a un corredor de Chicago a completar las millas que le faltaban para completar el maratón de Chicago

Corredor con la cadera rota logró terminar el maratón de Chicago con la ayuda de dos policías

Corredor con la cadera rota logró terminar el maratón de Chicago con la ayuda de dos policías

Cuando le faltaban dos millas para finalizar la competencia, el atleta de 47 años ya no pudo seguir con la carrera por un fuerte dolor y fue cuando los agentes le auxiliaron a completar el recorrido.

Dos policías ayudaron a un corredor de Chicago a completar las millas qu...
Dos policías ayudaron a un corredor de Chicago a completar las millas que le faltaban para completar el maratón de Chicago

CHICAGO, Illinois. Dos policías de Chicago dieron la extra milla en el cumplimiento de su deber. Los oficiales Joe Siska y Alfredo Martínez ayudaron al corredor Edward Hensley, de 47 años, a terminar el maratón de Chicago celebrado el domingo.

Alrededor de la milla 24, el atleta ya no podía seguir con la carrera por un fuerte dolor que tenía en la pierna y los agentes entraron en su auxilio. El Maratón de Chicago que pasa por 29 barrios de la ciudad, tiene una extensión de 26.2 millas.

"Él estaba en el suelo tratando de sentarse en una curva. Se notaba que le dolía mucho", contó el agente Siska a DNA Info Chicago, quien le llevó a la estación de ayuda a los corredores.

Un voluntario del maratón le ofreció a Hensley una silla de ruedas para que siguiera con la competencia, pero el deportista se negó firmemente indicando que su participación sería anulada si la usaba. Entonces trató de volver a entrar en la carrera, sin conocer la magnitud de sus lesiones, y fue cuando Martínez observó que el corredor brincaba sobre una pierna sólo para tropezar de nuevo. Entonces el oficial ayudó al Hensley a regresar a la estación de ayuda.

Unos 40 minutos más tarde, Siska volvió a ver cómo se encontraba el deportista, quien le dijo que no muy bien y fue cuando le comentó “si realmente quieres hacer esto, podemos lograrlo. Te ayudaré si quieres hacerlo”, le dijo el oficial, según el medio.

Hensley accedió y los dos empezaron a recorrer las dos millas restantes. Martínez se unió a ellos pocos minutos después. Mientras los tres iban caminando, preguntaron a otro oficial, que observaba desde un puesto la carrera, si podían usar una de sus sillas plegables y Hensley la empleó como una muleta para apoyarse.

"En un momento los dos dijeron, 'No importa cuánto tiempo tome esto, vamos a estar aquí y vamos a llegar a la línea de meta'", dijo Hensley a ABC 7, quien contó que el domingo por la mañana sintió un dolor en su muslo izquierdo, pero no lo suficientemente fuerte como para impedirle correr su noveno maratón, lo que no sabía es que tenía la cadera rota.

Tomó alrededor de dos horas para que los tres hombres completaran el recorrido restante.

publicidad

En total, Hensley terminó la carrera en seis horas, 47 minutos y 44 segundos y fue el 42,860 corredor en completar el maratón que este año estaba celebrando su cuadragésima edición y que concentra a 44,000 corredores de más de 100 países.

Hensley fue trasladado al hospital Northwestern donde fue sometido a una cirugía. Se espera que este jueves sea dado de alta y empiece con su rehabilitación. Aunque no está claro si podrá volver a correr maratones, el corredor está muy agradecido por la ayuda de los agentes.

“Cuando miró hacia atrás, conocí a dos oficiales y me fui con dos amigos", dijo Henlsey a ABC.

Después de 15 años gana un estadounidense el maratón de Chicago
Arrancó con fuerza el maratón de Chicago 2017
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad