publicidad

Prohíben armas de fuego en iglesias y escuelas de la Arquidiócesis de Chicago

Prohíben armas de fuego en iglesias y escuelas de la Arquidiócesis de Chicago

A partir del 14 de septiembre entrará en vigor una nueva política de cero tolerancia a las pistolas en todas las instalaciones de la institución eclesiástica en la ciudad. La medida incluye también a las oficinas administrativas.

Pistola

CHICAGO, Illinois. La arquidiócesis de Chicago no quiere dejar lugar a dudas y ha anunciado que prohíbe la presencia de armas de fuego en todas sus instalaciones en la ciudad.

El cardenal Blasé Cupich firmó esta ley, que entrará en vigor el 14 de septiembre, en la que se deja claro que iglesias, escuelas y oficinas administrativas están destinadas a ser sitios donde la gente pueda reunirse y orar en condiciones de seguridad y paz, por lo que no se puede entrar con armas.

“La Arquidiócesis de Chicago ha tenido una recomendación sobre la presencia de armas de fuego durante algún tiempo y la mayoría de nuestras instalaciones muestran letreros indicando que las armas están prohibidas”, dice la arquidiócesis en una declaración.

“Teniendo en cuenta los tiempos que corren, pensamos que sería prudente emitir una política sobre las armas de fuego como una ‘ley particular’, por lo que habría claridad absoluta sobre nuestra posición”, agrega el mensaje.

De acuerdo con Alejandro Castillo, vocero de la institución, en el pasado era una recomendación como parte de sus mejores prácticas, pero a partir de este jueves formará parte de las políticas de la iglesia.

La medida fue aplaudida por el sacerdote y activista Michael Pfleger quien compartió un mensaje en Twitter resaltando la acción.

Si bien hay algunas excepciones para agentes de la ley y personal de seguridad, la medida aplica a las 344 parroquias y más de 200 escuelas, entre otros.

La arquidiócesis de Chicago sirve a más de 2.2 millones de feligreses, de los cuales 44% son hispanos.

En lo que corresponde a armas de fuego en Chicago, la semana pasada, se propuso una ordenanza en el concilio de la ciudad para prohibir armas en reuniones públicas, tales como protestas, marchas y manifestaciones.

Bajo la ordenanza, que fue introducida por los concejales Edward Burke y Ariel Reboyras, de los distritos 14 y 30 respectivamente, la policía de Chicago podría restringir que asistentes a grandes asambleas pueden llevar consigo pistolas, cuchillos, escudos, bastones y palos, entre otros.

De entrar en vigor, cualquiera que viole la prohibición podría ser encarcelado por hasta 10 días y ser multado con hasta 1,000 dólares.

Presentan nuevas herramientas para combatir la violencia en las calles de Chicago
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad