publicidad
Lluvia de relámpagos de la temporada de monzon en el Gran Cañón.

Lluvias extremas, inundaciones y relámpagos: Arizona vive uno de los monzones más 'monstruosos' de su historia

Lluvias extremas, inundaciones y relámpagos: Arizona vive uno de los monzones más 'monstruosos' de su historia

El calentamiento global favorece más viento y lluvias extremas en el centro y sudoeste del estado, advierte un nuevo estudio de la Universidad de Arizona.

El valle intenta reponerse de los estragos causados por la tormenta Univision Television Group

TUCSON, Arizona. - Cada verano, en el sureste de Estados Unidos y el noroeste de México experimenta condiciones extremas de viento, lluvias e intensas tormentas eléctricas debido a la influencia de los llamados monzones. Sin embargo, con los años, esta situación se ha intensificado y este año ya tiene sorprendidos a los pobladores y también a los científicos, revela un estudio reciente de la Universidad de Arizona.

El monzón es un viento estacional que se produce por el desplazamiento del cinturón ecuatorial. En verano los vientos soplan de sur a norte, cargados de lluvias. En invierno, son vientos del interior que vienen secos y fríos.

publicidad

Y es que si bien durante los últimos años se han observado menos "tormentas de monzón" en Arizona, lo cierto es que cada una de ella es mucho más grande y traen consigo vientos y lluvias mucho más fuertes e intensas que hace 60 años (desde que se tienen registros), explica el experto Christopher Castro a Univision.

"El monzón es la principal amenaza climática severa en Arizona, las tormentas de polvo, el viento, las inundaciones repentinas y las llamadas las microráfagas, son peligros inmediatos para la vida y la propiedad (...) El clima extremo, incluyendo una lluvia más intensa, la nieve y las inundaciones, es cada vez más frecuente a medida que el clima cambia porque el aire más cálido en la baja atmósfera es capaz de mantener más humedad", añade Castro, profesor de Hidrología y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Arizona.

Tormenta de polvo en Arizona
Tormenta de polvo en Arizona

El impacto

Entre otras cosas, el científico explica que antes de que inicie el monzón hay un periodo en el que clima que es muy seco y hace mucho calor, este año se vivió una intensa ola de calor al principio del verano. Con la llegada de monzón también inician las tormentas eléctricas que traen consigo los relámpagos (como el de la foto).

Además, indicó que aunque la mayor parte de las lluvias ocurre en la tarde, especialmente en Tucson y Phoenix, en un día normal puede haber lluvias irregulares en la mañana y la noche. “Las tormentas se forman arriba de las montañas, se organizan y se apropian de esta área trayendo consigo las tormentas eléctricas”, comentó Castro.

En promedio, Arizona registra al año más de medio millón de rayos de esos de esos que caen y golpean el suelo con su descarga eléctrica. Si se cuentan solo los destellos dentro de las nubes, la cantidad asciende a los dos millones, confirma la National Lightning Detection Network (NLDN) de los Estados Unidos es una red comercial de detección de rayos.

publicidad

El profesor e investigador de Hidrología y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de Arizona, Kenneth Cummis, coincide con Castro en que el monzón del suroeste es un patrón climático estacional que trae humedad en el área del sudoeste y la probabilidad de tormentas eléctricas.

En esta temporada monzónica observa una intensa actividad de relámpagos.

Castro explicó que el Servicio Metereologico Nacional (NWS ) define que el periodo de monzón inicia el 15 de junio, pero que de hecho las lluvias de monzón casi no ocurren en esa fecha. “Es muy temprano para las lluvias, pero ponen esa fecha para avisar del peligro que traen consigo las tormentas de esta temporada”, mencionó Castro.

Metodología

El estudio recién publicado sobre el impacto del monzón en el área es uno de los primeros de su tipo, pues analizó los cambios a largo plazo en las precipitaciones durante el fenómeno. "Documentamos que los aumentos de las precipitaciones extremas están geográficamente enfocados al sur y al oeste de de MogollonRim y esto incluye a Phoenix", mencionó Castro.

En la investigación observaron los cambios a largo plazo en la intensidad de las precipitaciones de los monzones el suroeste de los Estados Unidos con el uso de simulaciones tomando como referencia los periodos de 1950 -1970 y de 1991-2010.

Estas simulaciones se compararon con los datos disponibles de precipitaciones para verificar cualquier cambio estadísticamente significativo. De esta manera se confirmaron dos hallazgos principales: primero, que la precipitación es cada vez más intensa en el contexto del ciclo diurno (es decir, de día) y que los mayores incrementos en las lluvias están ocurriendo en el centro y suroeste de Arizona. De hecho, la región con tormentas más extremas incluye a Bullhead City, Kingman, el área metropolitana de Phoenix, el Valle del río Colorado y el desierto de Arizona, que incluye a las ciudades de Casa Grande, Gila Bend, Ajo, Lukeville y Yuma. La reserva de Tohono O'odham, La Base Aérea de Luke y el campo Barry Goldwater de la Fuerza Aérea, Yuma Proving Ground también son localidades con actividad extrema de monzón. La ciudad de Tucson está afuera de la zona con tormentas más extremas.

publicidad

El estudio concluyó que un ambiente termodinámico más favorable en el suroeste de Estados Unidos está facilitando la actividad monzónica con una presencia más fuerte durante al menos los últimos veinte años. "Tener tormentas menos frecuentes pero más intensas es consistente con lo que se espera en todo el mundo debido al cambio climático", recordó Castro.

Los expertos tienen planeado investigar si el monzón de Norte América está cambiando también en México.

Relacionado
Los miembros de la familia Garnica, víctimas de las inundaciones en Pays...
La familia que murió arrastrada por las aguas en Arizona estaba celebrando un cumpleaños
Una avalancha de agua y lodo se llevó a su paso a los miembros de una familia hispana que visitaban las cascadas de Cold Spring, cerca de Payson, Arizona. Las autoridades reportaron el hallazgo de 9 cuerpos.
El cambio climático en imágenes
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad