publicidad
Agentes de la Patrulla Fronteriza en Nogales, Arizona

Flujo migratorio de indocumentados en la frontera de Arizona cambia de perfil

Flujo migratorio de indocumentados en la frontera de Arizona cambia de perfil

Rancheros residentes en la zona afirman que el flujo migratorio ha cambiado, ya no se ven los grandes grupos de hombres y mujeres con niños que buscan un mejor futuro ahora son integrantes de grupos armados que trafican drogas.

Inmigrantes que crucen Arizona enfrentarán cargos Univision Television Group

TUCSON, Arizona. - Los rancheros en la frontera de Arizona y México afirman que se ha generado un cambio paulatino en el perfil de los inmigrantes que cruzan ilegalmente de grandes grupos de hombres y mujeres con niños a integrantes de grupos armados que trafican con drogas.

Melissa Owen, propietaria de un rancho a tan solo cuatro millas de la frontera con México, ha sido testigo de esta transformación drástica en el flujo migratorio a través de sus tierras, los grandes y continuos grupos de inmigrantes que años atrás cruzaban en busca del "sueño americano" han sido reemplazados por grupos armados que trafican drogas.

"La demografía de las personas que están cruzando la frontera, definitivamente ha cambiado. Antes veíamos grupos de hombres y mujeres con niños, cansados, buscando agua, ahora estamos viendo menos gente cruzando, menos basura, pero desafortunadamente ahora la gente que está cruzando son criminales armados, traficantes de drogas", relato Owen.

La mujer, de 67 años, recordó una mala experiencia que tuvo cuando una noche escuchó como cortaban con una navaja la malla protectora de su puerta y luego dos hombres pateaban la puerta de su casa en Altar en el 2005.

Sin dudarlo, disparó su arma, lo que ahuyentó a los intrusos.

"Hace siete o diez años podíamos ver hasta cien personas cruzando cada noche, ahora difícilmente vemos a alguien porque son gente que cruzan droga y no quieren ser vistos", relató la ranchera.

publicidad

El desierto de Arizona, donde por millas y millas se puede manejar sin ver rastros de vida, es una de las rutas principales rutas para los carteles de la droga.

De acuerdo a cifras de la Patrulla Fronteriza, en 1990 detuvieron a 1,049,321 inmigrantes indocumentados a lo largo de la frontera con México. En el año 2000, cuando la inmigración indocumentada llegó a su punto más alto, fueron 1,643,679 inmigrantes y de estos últimos más de 600,000 fueron arrestados en el desierto.

"En ese momento veíamos familias enteras cruzando por las tierras, pidiendo agua, comida, para ellos y sus hijos," dijo Mark Anderson, empleado de una ranchería en Douglas, Arizona.

Según Anderson, nunca olvidará el día que una mujer llegó con sus cuatro hijos, todos ellos con lastimaduras en los pies, porque se habían perdido y llevaban días caminando en círculos.

"Te partía el corazón ver a esas familias, venían arriesgándolo todo, tomaban agua, muchas veces sucia del ganado y seguían su camino", recordó Anderson.

Pero después de los atentados terroristas del 2001 a las Torres Gemelas en Nueva York, la vida en la frontera cambió radicalmente. La militarización de la frontera, la construcción de un muro fronterizo y la contratación de más agentes fronterizos transformó el flujo migratorio.

Los rancheros, dueños de tierras a lo largo de la frontera desde California hasta Texas, han sufrido en carne propia esta transformación.

publicidad

Durante el año fiscal 2016, la Patrulla Fronteriza reportó el arresto de solo 408,870 indocumentados a lo largo de la frontera de con México, de estos un poco más de 64,000 fueron capturados en el desierto de Arizona.

La gran mayoría de los rancheros cuando detectan ahora un grupo de personas dentro de su propiedad llaman a la Patrulla Fronteriza debido a que no saben si se trata solo de inmigrantes o de posibles traficantes de drogas.

"Les damos agua, pero si necesitan ayuda médica, la Patrulla Fronteriza está equipada para proporcionarla", dijo Owen.

Este mismo cambio lo ha presenciado, Tony Sedwick, dueño de un rancho de 4,000 acres que colinda con la frontera al este de la ciudad fronteriza de Nogales, en Arizona.

Las docenas de indocumentados que antes cruzaban por su rancho, ahora se están entregando "voluntariamente" en los puertos de entrada o ante agentes de la Patrulla Fronteriza para después solicitar asilo político.

Especialmente aquellos hombres, mujeres y menores no acompañados provenientes de países centroamericanos.

Desde su ranchos tanto Owen como Sedwick todos los días pueden ver el muro fronterizo.

Ambos se oponen a la idea del Presidente Donald Trump de gastar miles de millones de dólares en la construcción de un nuevo muro que en su opinión solamente tendrá un efecto devastador en el medio ambiente de la región y no frenará el flujo migratorio o el tráfico de drogas.

publicidad

Como dueños de tierras saben de la importancia del trabajador inmigrante y consideran que la presente administración "ignora" la opinión de rancheros como ellos que diariamente son impactados por el problema migratorio.

Relacionado
Inmigrantes indocumentados en un tramo de la frontera entre Estados Unid...
La Patrulla Fronteriza de Tucson procesa ya criminalmente a los indocumentados detenidos por primera vez
Abogados de inmigración advierten de que esto puede tener graves consecuencias para estas personas, pues les impedirá pedir beneficios migratorios a través de familiares y las expondrá a castigos más severos si vuelven a intentar cruzar la frontera.
En fotos: Hallazgo de restos de inmigrantes por la organización Aguilas del Desierto
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad