publicidad
Audrey, de 5 años y Ariah, de 4, fueron asesinadas por su padre quien después de disparó y murió

La madre de las menores asesinadas por su padre había solicitado una orden de protección

La madre de las menores asesinadas por su padre había solicitado una orden de protección

La familia abrió una página en GoFundMe para recaudar dinero y ayudar con los gastos funerarios donde han recibido más de 16,200 dólares en menos de 24 horas.

Revelan identidad de niñas asesinadas por su padre Univision Television Group

PHOENIX, Arizona - Las vida de Audrey, de 5 años y Ariah, de 4, terminó trágicamente después de que su padre les disparara y luego se disparara a si mismo. La madre de las menores había solicitado una orden de protección en contra del padre.

Relacionado
Familiares recuerdan a las niñas asesinadas por su padre
Un hombre en Arizona mató a disparos a sus dos hijas de 4 y 5 años y luego se quitó la vida

Carmen Castillo inició un proceso de divorcio con Jerad Arismendez en junio pasado que terminó en agosto, finalizando con 16 años de matrimonio. En los documentos de la corte, la madre expresó su reserva sobre el contacto “sin restricciones”, en ese momento nadie podía anticipar la tragedia que sucedió el domingo pasado.

publicidad

Arismendez, de 36 años de edad, disparó a sus dos hijas y luego se disparó a sí mismo, los tres cuerpos fueron hallados en una habitación de la vivienda donde el padre residia con tres compañeros de cuarto. La menor de las pequeñas fue encontrada con vida y trasladada a un hospital donde murió horas más tarde.

Revelan identidad de niñas asesinadas por su padre Univision Television Group

La policía de Phoenix continúa investigando el caso para determinar cuales fueron las razones que llevaron a Arizmendez a cometer el crimen.

“Queremos saber qué fue lo que pasó, qué podemos aprender y qué le podemos enseñar al público para que se no ocurran casos como este. Los detectives van a seguir investigando y hablando con la familia”, dijo la sargento Mercedes Fortuna, vocera de la policía de Phoenix.

En el plan de custodia que acordaron los padres, Arizmendez cuidaría de sus hijas cada otro fin de semana y cada otro día festivo. En su cumpleaños y el Día del Padre cada año.

Padre asesinó a sus dos hijas y después se quitó lo vida Univision Television Group

La madre había presentado una orden de protección que según documentos a los que tuvo acceso el Arizona Republic revelan escalofriantes detalles de un hombre con un comportamiento violento y obsesivo.

"Amenazó con hacerme daño si trataba de dejarlo porque dice que 'no puede vivir sin nosotros'", escribió Castillo cuando solicitó la orden de protección.

En los documentos de la corte cuando solicitó la orden Castillo no mencionó que perjudicaría a las niñas intencionalmente. Además dice que decidió solicitar la orden porque Jerad la llamaba hasta 50 veces al día y la acosaba. “Temo por mi seguridad porque tiene tendencias de violencia”, escribió.

En una ocasión dijo que la trato de estrangular cuando ella se estaba preparando para salir a trabajar y le quito los teléfonos para evitar que llamara a la policía.

publicidad

Los reportes señalan que el padre de las menores tenía antecedentes, enfrentó cargos de asalto y daños criminales en el 2013, los cuales fueron desestimados por el tribunal. En el 2006, se declaró culpable de cargos separados de alteración del orden público en Avondale.

La familia es conocida en la comunidad del boxeo de Arizona, la hermana mayor de las niñas asesinadas, Ariel Arismendez, es una promesa del boxeo olímpico.

“Jugaban aquí, siempre estaba felices, esto es duro…ellas (las hermanas) se querían mucho, la mamá quiere mucho a sus hijas, aún no lo creo”, expresó Sony Gutiérrez, propietario de Sonny's Boxing Gym, donde entrena Ariel.

Una prima de las niñas Maira García, abrió una página GoFundMe para recaudar dinero para la familia que se compartió más de 5,600 veces y ha recibido más de 16,200 dólares en menos de 24 horas. La escuela donde estudiaban la compartió en su página de Facebook con emotivas palabras.

Amigos de la familia pidieron privacidad en estos difíciles momentos por los que están pasando.

Arizona ocupa el segundo lugar a nivel nacional en casos de violencia doméstica, estadísticas muestran que una mujer es abusada cada tres segundos y un hombre cada siete.

“La gente tiene mucho miedo de hacer un reporte de policía, tienen miedo de pedir ayuda porque piensan que van hacer deportadas”, sostuvo Blanca Cornejo, Trabajadora Social en Refugio sin padres.

La vocera de la policía de Phoenix dijo que los oficiales no cuestionan el estatus migratorios de las víctimas que presentan reportes de violencia doméstica.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad