publicidad

Es maestra, es doctora... es mamá

Es maestra, es doctora... es mamá

Suena el despertador, ella lo apaga y se levanta antes que todos...

Con amor para Mamá

Suena el despertador, ella lo apaga y se levanta antes que todos.

Aún en la oscuridad de la madrugada, va de habitación en habitación, levantando poco a poco a cada miembro de la familia, teniendo en cuenta cómo es que a cada uno le gusta ser despertado.

“A Luis solamente le tengo que decir una vez, a Diego debo tratar no asustarlo y con Paulina, debo asegurarme que se despierte, pues si me voy de su habitación se vuelve a dormir”, piensa.

Inmediatamente, sabe que debe de ir de ahí a la cocina, pasando por la sala, y recogiendo parte de todo lo que dejaron tirado la noche anterior.

Una vez en la cocina, vuelve a repasar en su mente, “A Luis le debo hacer sus huevos revueltos solamente con una tira de tocino, mientras que a Diego no le pueden faltar las pasas en su avena, ah, y que no se le enfríe. Con Paulina, debo asegurarme de quitarle la orilla al pan tostado pues dice que no le gusta”.

Se termina la hora del desayuno y despide con un beso a cada uno de sus hijos. Al esposo le entrega su almuerzo, deseándole que tenga un “excelente día” en el trabajo mientras lo abraza.

Todo esto, con una sonrisa en la cara.

Se queda sola en casa, voltea hacia atrás y la carrera comienza de nuevo.

Recoger los calcetines y la ropa tirada, para lavarla.

Pasar la aspiradora.

Lavar los trastos.

Hacer las camas.

Tomar un baño para salir y hacer la despensa.

Ir a recoger las medicinas de Paulina.

Hacer rendir el dinero.

publicidad

Regresar a casa.

Preparar la cena.

Y todo esto, con una sonrisa en la cara.

Llega el marido del trabajo, agobiado, estresado, cansado, y ella lo recibe con un beso.

Llega Luis, el mayor, con una mala calificación de la preparatoria, y ella le dice que le ponga más empeño a la escuela, y le da un beso.

Llega Omar con la camiseta rota y manchada después de jugar futbol. El pobre tiene la cara de tristeza pues cree que mamá lo castigará. Ella lo abraza y le dice que la ruptura en su ropa tiene remedio, y que no debe preocuparse. Omar sonríe cuando recibe su beso.

Llega Paulina con una carpeta llena de tareas que deberá completar para mañana. Ella sabe que tendrá que quedarse con la pequeña hasta altas horas de la noche para poder terminarlas.

Les da de cenar a todos y trata de que en la mesa platiquen sobre cosas que aprendieron, cosas positivas, cosas divertidas. Entiende que la hora de la cena es sagrada debido a que es uno de los pocos momentos del día donde pueden convivir como familia.

Termina la cena y unos hacen la tarea, otros ven televisión. Mientras recoge los platos de la mesa ayuda a Paulina a hacer la tarea.

Luego llega la hora de dormir… Para todos, menos para ella.

Se queda contemplando la casa, ahora en la oscuridad de la noche, y sonríe.

Es la media noche  y al fin se recuesta en su cama.

Pasan cinco horas, suena el despertador, ella lo apaga y se levanta antes que todos… Sí, una vez más.

publicidad

Doctora, psicóloga, maestra, analista, constructora, diseñadora, sastre, cocinera e incansable.

Todo esto y más, es mamá.

Envíale tu carta a mamá a lanuevaphoenix@univision.com, y dile cuánto la quieres y cuánto aprecias todo lo que ha hecho por tí. Que incluya tu nombre, para que sea publicada en nuestro especial del Día de Las Madres.

publicidad
publicidad
Expertos de seguridad en internet y autoridades estatales y federales realizaron una junta para California, Arizona, Nevada, Hawái y áreas del pacífico para informar sobre el latente riesgo que existe de ataques cibernéticos en todos los niveles y áreas .
Actualmente, en Estados Unidos operan 917 grupos de odio. Y de acuerdo a un reciente estudio que monitorea las organizaciones de grupos extremistas en el país, California ocupa el primer lugar con 79 grupos de odio. El segundo lugar lo tiene Florida, con 63 grupos.
Los manifestantes protestaron de manera pacífica y se unieron a la voz del congresista demócrata Brad Sherman, quien pidió el 'impeachment' al presidente.
El atentado en Barcelona, como todo ataque terrorista, ha aumentado la ansiedad en el mundo entero. En Los Ángeles, en un concierto al aire libre, se ha redoblado la presencia de policía, y aún así la gente no se siente plenamente segura. Para muchos, además de la música, había tensión por el atentado terrorista en Barcelona y confesaron que, a pesar de tantos policías presentes, no se sienten 100% seguros. La mejor defensa, dicen las autoridades, además de cámaras y barreras, es estar alerta para detectar algo que simplemente sea de carácter sospechoso.
publicidad