Acusan al expresidente de Panamá detenido en Miami de usar también programa de espionaje contra ciudadanos

Igual que se ha denunciado en México, la acusación federal en Miami asegura que Ricardo Martinelli usó el sistema de hackeo Pegasus para espiar enemigos, periodistas, líderes sindicales y a su propia amante.

Señalan a Enrique Peña Nieto de espiar a opositores y críticos a través del sistema 'Pegasus' © 2015 Univision Communications Inc.

El presidente Enrique Peña Nieto y el expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, hoy comparten un escándalo internacional: haber utilizado en forma presuntamente ilegal contra sus opositores y críticos un altamente invasivo progama de espionaje telefónico llamado Pegasus.

Martinelli, quien está arrestado en Miami, es requerido en extradición por Panamá por el uso ilegal de ese sistema y la desaparición de los equipos con el que se hacían las interceptaciones. Peña Nieto afronta una ola de críticas que surgieron a raíz de una denuncia del diario The New York Times de que México también habría adquirido el programa.

Entre las víctimas panameñas se encuentra Yassir Purcait, un exdiputado de oposición que se convirtió en una piedra en el zapato del gobierno de Martinelli (2009-2014) por los continuos ataques a decisiones del presidente que consideraba abusivas e ilegales.

Read this article in English

Ahora Purcait es uno de los testigos en contra de Martinelli en un extenso proceso por delito de espionaje ilegal que es la base de la solicitud de extradición que ha presentado a Estados Unidos el gobierno panameño. La solicitud de extradición se está dirimiendo en la corte federal de Miami.

En una entrevista con Univision Investiga, Purcait describió su estupor al ver decenas de cajas con transcripciones de conversaciones telefónicas y correos electrónicos que ocupaban casi la mitad del área de una oficina de la fiscalía. Purcait había sido citado para declarar como querellante.

Yassir Purcait en entrevista con Univision Investiga. Univision

“La verdad que fue espeluznante. No puedo describirlo de otra manera. Sobre todo cuando tú te encuentras ahí con conversaciones privadas con tu esposa y tú, entre tus hijos y fue un golpe duro al orgullo como pareja, como esposo’’.

La denuncia de la extradición asegura que el sistema Pegasus fue usado, sin previa orden judicial para escudriñar la vida y los movimientos de enemigo y aliados políticos de Martinelli, jueces de la Corte Suprema y del Tribunal Electoral, periodistas y empresarios. La lista de 'objetivos' incluyó a líderes sindicales, rivales en los negocios y hasta la amante del presidente.

Por órdenes de Martinelli, si en la vigilancia clandestina de los celulares se encontraban videos comprometedores, como ocurrió con uno en el que aparecía una rival política suya sosteniendo relaciones sexuales, debían ser expuestos en YouTube, señala la denuncia. Ocasionalmente Ronny Rodríguez, el jefe de inteligencia de Consejo Nacional de Seguridad, reportaba a sus subalternos: “El jefe está feliz con nuestro trabajo y te envió este bono’’. La comunicación iba a compañada con un pago de $2,000.

El abogado de Martinelli en Panamá, Sidney Sitton, aseguró a Univision que no hay ninguna evidencia de que el gobierno hubiera usado el sistema Pegasus.

“Nosotros no sabemos de ese equipo por la sencilla razón de que en realidad, cuando se hace la acusación por parte del fiscal y cuando se hace el pedido de extradición, hay una completa confusión entre Pegasus y un equipo de una compañía israelí que se llama M. L. M’’, explicó Sitton.

Sidney Sitton, abogado de Ricardo Martinelli en Panamá Univision

El sistema de escuchas fue adquirido por el gobierno de Martinelli por $13.4 millones con dineros del Fondo de Inversión Social, creado para mejorar los estándares de vida de personas de escasos recursos. Esa suma incluía un equipo adicional de la empresa privada israelí. M.L.M Protection Ltd, indica la denuncia.

En México la noticia del New York Times de que Pegasus también fue usado para interceptar teléfonos de activistas causó revuelo. Según la publicación entre los blancos del programa se encuentran abogados que investigan la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Sin embargo, según el artículo, no hay pruebas definitivas de que el gobierno sea el responsable.

“El precedente de que se busque la extradición del expresidente Martinelli y su juicio por justamente algo tan similar a lo que hemos denunciado el día de ayer, nos da de alguna manera ciertas esperanzas de que esto esta impunidad no puede prevalecer’’, dijo a Univision Luis Fernando García, director de R3D, Red en Defensa de los Derechos Digitales de México.

García explicó a Univision cómo funciona el hackeo. Una vez que el teléfono es infectado con el malware “el atacante puede conocer los mensajes, los correos electrónicos, los contactos, la localización en tiempo real, saber dónde está ubicado, puede activar la cámara y activar el micrófono’’.

Luis Fernando García, director de R3D, Red en Defensa de los Derechos Digitales de México Univision

El software es fabricado por NSO Group y fue diseñado por exmilitares israelíes. La firma ha sido mencionada recientemente porque se supo que Michael Flynn, quién renunció en febrero como asesor de Seguridad Nacional del presidente Trump, recibió miles de dólares como consultor de la empresa.

En una audiencia este martes en la Corte Federal de Miami, el abogado de Martinelli, Marcos Jiménez afirmó que su cliente no ha sido tan siquiera acusado en Panamá de ningún delito por la adquisición del sistema de interecptacion telefónica y defendió la inocencia de los cargos que lo responsabilizan de la desaparición de los equipos.

La defensa no logró que el magistrado del caso, Edwin Torres, concediera la libertad de Martinelli bajo una fianza de $5 millones. El magistrado pidió tiempo para tomar una decisión.

De acuerdo con la denuncia de extradición, Martinelli le entregaba a su equipo de seguridad nacional la lista de quienes debían ser monitoreados. Cada funcionario estaba encargado de un número específico de objetivos y de entregar informes escritos de las escuchas. Algunos de estos reportes eran llevados personalmente por Rodríguez a Martinelli.

Afirma el documento que luego de las elecciones de mayo de 2014, cuando Martinelli ya terminaba su período presidencial, Rodríguez y William Piti, otro empleado del Consejo de Seguridad, retiraron los equipos del edificio donde operaba.

“William puso ácido en una impresora para destruirla por la preocupación de que pudiera contener copias de respaldo de toda la información impresa en el aparato’’, agrega el documento .

Ver también:

Periodistas asesinados en México: las imágenes de una lacra
Fotoperiodistas y otros colegas de Francisco Pacheco, fundador y editor del periódico El Foro de Taxco, que fue asesinado a disparos el 25 de abril en Taxco, Guerrero. Durante la protesta, en la pl... Yuri Cortez/AFP/Getty Images
Cámaras y libretas de periodistas durante una protesta en Ciudad Juárez, México, en contra del asesinato de la reportera Miroslava Breach, corresponsal de La Jornada, que fue asaltada a tiros en la... Jose Luis González/Reuters
Investigadores policiales trabajan en la escena del crimen donde el periodista Maximino Rodriguez Palacios fue asesinado con una arma de fuego en La Paz, en el estado de Bajo California, el 14 de a... AFP/Getty Images
Un residente de la ciudad de Saltillo, México, lee el 8 de enero de 2010 una noticia aparecida en el diario Zócalo que da cuenta de la ejecución de uno de sus reporteros. El periodista Valentín Val... EFE
Protesta en Ciudad de México por el asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa, uno de los periodistas de Veracruz muertos en los últimos años. Fue asesinado en Ciudad de México, el 31 de julio de... Miguel Tovar / Getty Images
Familiares del fotoperiodista asesinado Rubén Espinosa durante la llegada del féretro al cementerio Panteón de Dolores en la Ciudad de México, el 3 de agosto de 2015. Alfredo Estrella/AFP/Getty Images
Periodistas mexicanos posan con imágenes de periodistas muertos a las puertas de la oficina de representación del estado de Veracruz, en la capital, días despúes de la muerte de la reportera Anabel... Ronaldo Schemidt/AFP/Getty Images
El sexenio negro para los periodistas de Veracruz, una de las zonas más afectadas por esta lacra, comenzó con la muerte de Miguel Ángel López Velasco y su hijo, el reportero gráfico Misael López So... Saul Ramirez / EFE
El corresponsal de la revista Proceso, Noé Zavaleta, en Xalapa. Noé sustituyó a la periodista Regina Martínez después de que fuera asesinada en 2012 y, tres años después, tuvo que ir al funeral de ... Cortesía.
Investigadores al lado del cuerpo de Alberto Lopez Bello, fotoperiodista de El Imparcial, y otro cuerpo no identificado, en Oaxaca de Juárez, el 17 de julio de 2013. AFP/Getty Images