Los prejuicios matan hasta al rey del océano

El corresponsal ambiental de Univision y Fusion, Nicolas Ibarguen explica el valor de los tiburones como indicadores de la salud del océano en este nuevo documental grabado en la isla Guadalupe de México.

El Rey de los océanos: el verdadero papel de los tiburones blancos © 2015 Univision Communications Inc.


Miden hasta 10 metros de largo y pueden pesar hasta 3 toneladas. Son magníficas esculturas blancas bajo el agua, animales capaces de viajar a grandes velocidades y que han evolucionado durante miles de años.

Se trata de los tiburones blancos, reyes del océano que hoy están frágiles y en riesgo de desaparecer de las aguas cálidas del planeta porque los prejuicios humanos contra ellos predisponen a temerles como si fueran una suerte de “monstruos maléficos”.

Tristemente, este es un error de larga data. En 1975 y durante generaciones, una sangrienta y taquillera película llamada Tiburón aterró al mundo sugiriendo, erróneamente, que los tiburones blancos eran depredadores feroces y vengativos en busca de humanos para atacarlos.

Desde entonces, millones de personas han vivido con ese prejuicio en la cabeza y también en el cuerpo. A miles, las imágenes los traumaron tanto que se convirtieron en la excusa perfecta para ni siquiera meterse al mar. A otros, una cantidad considerable, los ha hecho un poco indiferentes a su masacre.

En el agua, ajenos al cine y sus dramas, los tiburones blancos, sufrieron un declive muy significativo de sus poblaciones que hoy se estima en cerca del 50%.

El corresponsal ambiental de Univision y Fusion, Nicolas Ibarguen explica el valor de estos y otros tiburones como indicadores de la salud del océano. Este documental, reta a las viejas y nuevas generaciones a enfrentar la inmerecida reputación de estos animales con información fascinante de su vida y hábitos en la isla Guadalupe de México.