EEUU nunca ha tenido una política de "puertas abiertas" a los refugiados, al contrario de lo que sugiere Trump

Esta semana, la orden ejecutiva de Trump revivió ciertos mitos sobre la relación de los estadounidenses y los refugiados. Uno es la idea equivocada de que el proceso de admision es débil.

¿Cómo es el proceso de entrada de un refugiado a Estados Unidos? © 2015 Univision Communications Inc.

La orden ejecutiva del Presidente Donald Trump que suspendió el programa de refugiados y prohibió temporalmente la entrada de personas de siete países de mayoría musulmana, se basa en algunas ideas equivocadas.

Una es la errada vinculación entre los inmigrantes musulmanes y el terrorismo, la cual ya aclaramos. Otra es la de que en este momento no se realiza una investigación "extrema” de quienes buscan refugio y que Estados Unidos es un país de puertas abiertas para estas personas.

Un proceso exaustivo de hasta dos años de duración

Durante su campaña, Trump prometió que intensificaría las revisiones a las que someten a los refugiados, antes de aceptar su ingreso en el país, dando la idea de que en la actualidad ese proceso de control es pobre. Pero esto no es cierto. Numerosas agencias del gobierno estadounidense participan en una verificación de seguridad “exhaustiva” que hacen a todo solicitante, como explicó Univision tras la Convención Republicana.

Quienes buscan el estatus de refugiado tienen que completar una serie de pasos, que empiezan por registrarse en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR), organismo que verifica si la persona califica para ser considerada refugiada.

Posteriormente, los Centros de Ayuda en Reasentamiento (RSC) del gobierno los entrevistan e investigan. La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) realiza otra entrevista y exámenes adicionales. Y si aprueban la solicitud, el gobierno debe confirmar que alguna agencia nacional de reasentamiento patrocina a la persona.

Además, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) debe dar el visto bueno y otras agencias verifican toda la información antes de que la persona viaje a Estados Unidos.

El proceso entero suele tomar entre año y medio y dos años. En ese tiempo, los solicitantes también realizan un curso de orientación cultural y se someten a una verificación médica.

Estados Unidos recibe a pocos refugiados

Es falso lo que Trump dijo durante la campaña: Estados Unidos no tiene una política de puertas abiertas con los refugiados. En comparación con otros países, recibe a pocos refugiados. Y eso no cambió en el gobierno de Barack Obama ni con la crisis en Siria.

1980 fue el año en el que más refugiados admitió: 207,116. Desde entonces, esa cifra se ha mantenido casi siempre por debajo de las 100,000 personas por año, a excepción del período entre 1989 y 1994.

Aunque el Presidente Obama aumentó el límite a 110,000 refugiados en 2017, durante su administración la cifra más alta de personas que de hecho fueron aceptadas fue de 84,995 personas en 2016.

Si se incluye a quienes pidieron asilo, entre 2015 y 2016, Estados Unidos recibió 150,875 solicitudes, casi las mismas que Suecia, y menos de un tercio de las que recibió Alemania. Al contrastar el número de solicitudes de refugio que reciben con relación al total de la población nacional, Estados Unidos cae al puesto 20 entre los países más desarrollados del planeta, según la OECD.

De hecho, la decisión de Obama de incrementar a 10,000 el número de refugiados sirios para 2016, fue criticada por diversos medios, incluyendo la junta editorial de The Washington Post, por considerarla demasiado baja ante la magnitud de la crisis y el esfuerzo que otros países más pequeños estaban haciendo.