El servicio de inmigración admite que comparte con ICE datos de indocumentados con TPS según sea “apropiado y legalmente permitido”

No existe ninguna garantía de que el gobierno de Donald Trump no utilice los datos de los inmigrantes protegidos de la deportación para expulsarlos de Estados Unidos si cancela el beneficio.

Las recomendaciones de un abogado de inmigración ante la incertidumbre por el futuro del TPS © 2015 Univision Communications Inc.

Los datos de indocumentados amparados por un Estatus de Protección Temporal (TPS) del servicio de inmigración de Estados Unidos son compartidos con la oficina encargada de las deportaciones, aseguró este lunes a Univision Noticias la agencia federal.

La Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) “comparte información y coordina con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en apoyo de sus acciones de cumplimiento de inmigración según sea apropiado y legalmente permitido”, explicó Sharon Scheidhauer, vocero de la USCIS.

Univision Noticias preguntó la semana pasada a la USCIS si compartirá con ICE la información que haya recabado de inmigrantes amparados por un TPS para fines migratorios.

La pregunta asomó a finales de mayo cuando el gobierno de Donald Trump anunció la última prórroga del TPS de Haití, y puso en evidencia que lo mismo podía ocurrir con los TPS de Honduras, Nicaragua, El Salvador y otros nueve países.

El programa humanitario protege de la deportación a 439,625 personas, según datos proporcionados por la USCIS. Los beneficiarios reciben además una autorización de empleo (EAD) que expira al concluir la última prórroga.

El precedente de DACA

Un interrogante similar surgió durante la campaña presidencia, cuando Trump dijo que cancelaría la Acción Diferida de 2012 (DACA), que al igual que el TPS amparó de la deportación y concedió un permiso de trabajo a unos 800,000 jóvenes que entraron siendo niños a Estados Unidos (antes de cumplir los 16 años) y se les conoce como DACA.

En aquella ocasión, y en los meses posteriores, incluso después que Trump llegara a la Casa Blanca, la USCIS ha reiterado la misma explicación contenida en el reglamento de DACA.

El documento indica que “generalmente, la información provista en las peticiones de DACA no será provista proactivamente a otras agencias de cumplimiento de ley (incluyendo ICE y CBP) para propósitos de cumplimiento de ley, a menos que el peticionario sea un riesgo a la seguridad nacional y pública, o cumple con los criterios para la expedición de una Notificación de Comparecencia o un referido a ICE bajo los criterios”.

Sin embargo, advierte, “esta política, que puede ser modificada, reemplazada o rescindida en cualquier momento sin notificación previa, no tiene el propósito de, no hace, y no puede usarse para crear ningún beneficio sustantivo o procesal ejecutable por ley por ningún grupo en ningún asunto administrativo, civil o criminal”.

La incertidumbre contenida en las explicaciones tiene en ascuas a la comunidad dreamers quienes, desde el 5 de septiembre, cuando el programa fue cancelado por el gobierno de Trump, teme que sus integrantes vayan siendo colocados en proceso de deportación en la medida que sus permisos de trabajo vayan venciendo.

Procesos de deportación

La respuesta de la USCIS respecto a los datos del TPS no causa mayores sorpresas. “Ya sabemos cómo funciona el gobierno. Esa pregunta muchos ya o la hacen porque no es necesario”, dice Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes de la Universidad de California en San Diego.

Velásquez explica que en lo casi 20 años de vigencia del TPS para los centroamericanos, “varias de las personas protegidas estaban en proceso de deportación, y cuando llegó el TPS pudieron ampararse y luego ir renovando sus permisos durante todo este tiempo. El problema será cuando cancelen el programa, porque van a reabrir sus casos y activarlos”.

“Lo que tendremos que ver, cuando anuncien qué harán con el TPS, es si a las personas protegidas las van a considerar una prioridad de deportación o no. Pero eso, esperamos, esté incluido en cualquier anuncio que se haga al respecto”, apuntó.

La abogada dijo además que “por ahora hay mucho temor y muchas preguntas sin respuestas. Y por supuesto, no me cabe la menor duda, la información que tiene la USCIS va a ser compartida con ICE. Todos sabemos cómo colaboran entre ellos”.

“Y aunque dijeran que no lo harán, pues nadie les iba a creer, porque sabemos perfectamente bien que los datos de identificación de los beneficiarios del TPS se comparten. Lo que sería honesto por parte del gobierno es que les dijeran claramente a las personas amparadas por el programa, porque se lo merecen, es que les digan, y con el debido tiempo, qué pueden esperar”, concluyó Velásquez.

19 veces que los inmigrantes hicieron grande a EEUU
Estatua de la libertad
Celiz Cruz
John Augustus Roebling
Camiones de tacos
Steve Jobs
Benjamin Franklyn
Dulces extranjeros
Alexander Graham Bell
Nikola Tesla
Los hermanos McDonald
Frank Sinatra
Yiddish
Rihanna
Thomas Alva Edison
Biggie Smalls
Arianna Huffington
Bob Dylan
Harry Belafonte
Barack Obama