Verificamos la veracidad del discurso de Donald Trump sobre inmigración

Ante una multitud absorta en Phoenix, el republicano lanzó acusaciones, dio cifras y citó distintos hechos para justificar su férrea oposición contra la inmigración ilegal en Estados Unidos.

Donald Trump ha centrado su campaña en el tema de la inmigración AFP

Horas después de estrecharle la mano al presidente de México, en Los Pinos, el candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, dio su esperado discurso sobre propuestas migratorias, en el que insistió en sus posturas para combatir la inmigración ilegal y construir un muro "hermoso y poderoso"en la frontera Sur.

Ante una multitud de seguidores extasiados en Phoenix, Arizona, Trump lanzó ataques a Hillary Clinton, citó informes, ofreció cifras y recordó distintos hechos para justificar su férrea oposición contra todo lo que suene a amnistía o regularización de los indocumentados.

Hemos verificado la veracidad de algunas de sus afirmaciones.

“Un reporte de 2011 de la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno halló que los inmigrantes ilegales y otros no ciudadanos en nuestras cárceles y prisiones tenían unos 25,000 arrestos por homicidios a sus nombres” - Medio Mentira

El informe que menciona Trump no se refiere específicamente a inmigrantes indocumentados, sino a inmigrantes en general, y los 25,000 arrestos por homicidios son en un período comprendido entre 1955 y 2010, un dato fundamental que él no menciona en su discurso.

En líneas generales sobre los crímenes cometidos por inmigrantes e indocumentados, un estudio de la Universidad de Massachusetts indica que los inmigrantes de primera generación, es decir, los que nacen en otros países y se mudan a Estados Unidos, cometen considerablemente menos delitos que los de segunda o tercera generación.

Diversos análisis, además, han señalado que los inmigrantes cometen delitos en la misma o en menor proporción que los estadounidenses, mientras que un estudio en California indica que los inmigrantes están infrarrepresentados en las cárceles del estado.

“La inmigración illegal le cuesta a nuestro país más de $113 mil millones de dólares al año” - Mentira

Esta es una cifra que Trump ha repetido en más de una ocasión en el pasado. La misma, como ya hemos señalado, surge de un estudio del grupo anti-migratorio FAIR en el que, entre otras cosas, calculan los costos que generan los hijos de inmigrantes indocumentados, a pesar de que éstos son ciudadanos estadounidenses.

“…la mayoría de los inmigrantes ilegales son trabajadores de baja calificación, con menos educación, quienes compiten directamente con trabajadores estadounidenses vulnerables, y estos trabajadores ilegales sacan mucho más del sistema de lo que alguna vez pagarán” – Casi mentira

Es cierto que la mayoría de indocumentados son trabajadores de baja calificación, con pocos estudios, en labores manuales como la agricultura, la pesca, la construcción y diversos servicios. Según el Pew Research Center, para 2012 33% de los indocumentados trabajaban en el sector de servicios, y 15% en construcción y extracción. 26% del total de trabajadores en agricultura, pesca y silvicultura en el país eran inmigrantes indocumentados.

Aunque es un tema muy debatido, no existe claridad sobre si los inmigrantes, indocumentados o no, afectan las posibilidades de empleo de los estadounidenses. Un informe del American Enterprise Institute indicó en 2013 que los inmigrantes eran mayoría en empleos que requerían amplios riesgos o incomodidades, y que sólo 3% de los desempleados estadounidenses había estado en trabajos similares en años recientes.

El Washington Post ha reportado que, aunque algunos servicios públicos han sido llevados al límite por la inmigración con bajos estudios, los impuestos que éstos han pagado han compensado los gastos que generan.

Un estudio de Harvard concluye que la inmigración ha tenido un pequeño impacto en el incremento de la desigualdad y el lento crecimiento económico entre personas de recursos bajos y medios, mucho menos importante que los cambios tecnológicos, los problemas en la educación, o la globalización.

“Esto incluye su plan (de Hillary Clinton) de traer 620,000 nuevos refugiados en un período de cuatro años” - Mentira

Hillary Clinton nunca se ha referido a la cifra de 620,000 refugiados en lo que sería su primer período presidencial. En un debate en septiembre, Clinton dijo específicamente que Estados Unidos debería aceptar 65,000 refugiados sirios, en lugar de la cifra de 10,000 que se puso de meta el actual gobierno para 2016.

Con su declaración, la demócrata no dejó claro si en una eventual administración suya se aceptarían 65,000 anualmente o si se trata del número total de refugiados sirios que recibiría en el país. Además de eso, en ninguna de sus propuestas oficiales de campaña se habla de los refugiados o cifras en general.

“En los últimos cinco años, hemos admitido cerca de 100,000 inmigrantes de Irak y Afganistán – en estos dos países, según Pew, una mayoría de residentes dicen que la práctica barbárica de los asesinatos de honor contra mujeres son, a menudo o a veces, justificados” – Medio mentira

Aunque ambos datos otorgados por Trump son ciertos (se han admitido 100,000 personas de esos dos países en años recientes y las visiones de los residentes de esos países son extremistas según la encuesta de Pew), puestos juntos son ampliamente engañosos.

Por ejemplo, una encuesta a musulmanes en Estados Unidos (muchos de los cuales provienen de Afganistán e Irak), hecha en 2011, muestra que sus visiones son notablemente moderadas: rechazan ampliamente a grupos y acciones extremistas, esperan asimilar la forma de vida estadounidense y su visión de la religión era similar a la del promedio del país.

“Hay al menos 23 países que se niegan a aceptar a sus ciudadanos de vuelta luego de que han sido ordenados a salir de Estados Unidos (…) Según un reporte del Boston Globe, del año 2008 al 2014, cerca de 13,000 inmigrantes criminales fueron liberados en comunidades de Estados Unidos porque sus países de origen no los aceptaron de vuelta” – Verdad

La Directora de ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas) Sarah Saldaña indicó en una carta al Comité Judicial del Senado en febrero de este año que 23 países, incluyendo Cuba, China, India, Afganistán, Marruecos, Irak e Irán, se han mostrado poco cooperativos con Estados Unidos para recibir a ciudadanos de sus países con orden de deportación por haber cometido delitos en suelo estadounidense.

Esto, sumado a una decisión de la Corte Suprema en 2001 que prohíbe mantener a un inmigrante con orden de deportación detenido por más de seis meses, llevó a que miles de inmigrantes con antecedentes criminales hayan sido liberados dentro del país.

El Boston Globe, como indica Trump, publicó en junio de este año un reportaje en el que ICE informó que 12,941 de estos inmigrantes con antecedentes fueron liberados entre 2008 y 2014. El New York Times reportó que desde 2013 han sido más de 8,000 los que fueron puestos en libertad.

Este tema se debatió recientemente en el Congreso, en parte debido al caso de un inmigrante haitiano quien, tras pasar 15 años en la cárcel por estar involucrado en un intento de asesinato en Connecticut, no pudo ser deportado a su país de origen, y fue liberado en 2012. Tres años más tarde fue condenado a 60 años de prisión por asesinar a una mujer de 25 años.

Obama y Hillary Clinton apoyan "la amnistía ejecutiva inconstitucional (...) Hillary Clinton ha anunciado una amnistía en sus primeros 100 días" - Mentira

Durante su discurso en Phoenix, Arizona, el republicano Donald Trump aseguró que su rival demócrata Hillary Clinton ofrece una amnistía a todos los inmigrantes indocumentados para que regularicen su situación y permanezcan en Estados Unidos.

Lo dicho por Trump es mentira. Cuando revisamos las propuestas migratorias de Clinton, en ningún lugar se habla de acabar con la seguridad en las fronteras y acabar con toda norma migratoria. Sí es verdad que Clinton espera dar alivios migratorios en sus primeros 100 días, aunque considerarlo una “amnistía masiva” luce engañoso, al tiempo que la decisión de la Corte Suprema de detener las acciones ejecutivas de Obama para dar alivios, prácticamente desecha las propuestas de Clinton al respecto."Hillary Clinton propone una amnistía radical y bajar la aplicación de la leyes migratorias. Pregunten a las autoridades".

En el Detector de Mentiras también hemos revisado acciones y declaraciones de Clinton en el pasado, determinando que ha apoyado la construcción de cercas en la frontera, así como la deportación de niños que llegan sin compañía a la frontera.