Ricky Hurtado: educación para hispanos donde justamente es más difícil

CHAPEL HILL, CAROLINA DEL NORTE

Cuando llegó a Carolina del Norte, Ricky Hurtado conoció lo que era ser minoría. Nacido en Los Ángeles de padres salvadoreños, su familia se estableció en la ciudad de Sanford cuando él era pequeño, a mediados de los 90. Ahí vivió los radicales cambios que este estado ha experimentado. “El pueblo donde crecí tenía menos de un 5% de población latina. El mismo pueblo tiene hoy un 25% de latinos”, dice Hurtado. “Es un cambio dramático y el gobierno y el sistema educacional han tenido problemas para apoyar a este grupo”.

A pesar de esto, Hurtado logró conseguir sus diplomas de escuela, universidad e incluso un magister. Y hoy, a los 28 años, intenta apoyar a más latinos en el proceso de navegar por el sistema educacional de Carolina del Norte, como director ejecutivo de la organización North Carolina Scholars Latino Iniciative (NC Sli).


Como muchos estudiantes y padres saben, los costos universitarios para indocumentados suelen ser más altos que para los residentes, dependiendo del estado. En el caso de Carolina del Norte, la diferencia en las universidades estatales es alta. “En UNC, por ejemplo, la colegiatura cuesta 8,000 dólares, pero los estudiantes indocumentados deben pagar 26,000, incluso si han vivido toda su vida en el estado”, dice Hurtado.


Esta organización, en la que él comenzó ayudando como mentor cuando estaba en el college, apoya a estudiantes indocumentados a financiar sus carreras, pero además realizan un trabajo mucho más completo que solo dar dinero: desde acompañamiento de estudiantes a presionar a crear redes profesionales de jóvenes latinos. Y, además, trabajan a nivel político, presionando para cambiar las leyes y empoderando a la comunidad.

“Mucho del trabajo que en la actualidad nos preocupa son los proyectos de leyes antiinmigrantes que se han creado a nivel estatal”, explica el director ejecutivo de NC Sli. “Es muy difícil hacer nuestro trabajo, crear líderes jóvenes latinos en sus comunidades, cuando ellos tienen que preocuparse de sus familias”.

Además de las obvias preocupaciones por el tenso ambiente que viven las familias inmigrantes, Hurtado debe lidiar con la falta de recursos pedagógicos para padres hispanos. Porque, en Carolina del Norte –especialmente en las áreas rurales, con menos dinero– suele suceder que no hay staff preparado para lidiar con lo que viven los inmigrantes en el sistema educacional.

“Nuestras comunidades han evolucionado tan rápido que nuestros educadores tienen dificultades para conectarse con los padres y enseñarles a navegar en el sistema”, recuerda Hurtado. “Cuando hablas con consejeros escolares, no entienden las complejidades de los problemas migratorios y pasa que los estudiantes terminan, por ejemplo, llenando un formulario de manera incorrecta”.

Ahí es donde nuevamente aparece el trabajo de Hurtado y NC Sli. Es una labor dura, pero necesaria. Y luego de la elección hay más preguntas todavía. “Tuvimos que hacer una gran reunión comunitaria para hablar de esta situación, además del problema de los ataques raciales… Pero, afortunadamente, nosotros ya sabemos como se se siente esto, porque lo hemos vivido ya por años”, concluye Hurtado, sonriendo.

CityLideres: 20 latinos que están cambiando a sus comunidades
Verónica Garibay: fundó el Consejo de Liderazgo para Justicia y Responsabilidad, dedicada a conseguir justicia, equidad y recursos para las familias en California. Mira su historia aquí.
Mayra Hernández y Jesse Iñiguez: lo que el café puede hacer por un vecindario de bajos recursos en los suburbios de Chicago. Mira su historia aquí.
Ana María Rivera: impulsando legislación proinmigrante desde Connecticut. Mira su historia aquí.
Paola Villarreal: esta mexicana de 32 años, actualmente fellow en la Universidad de Harvard, está luchando por la justicia social a través de los datos. Mira su historia aquí.
Cristina Garza: desde la frontera entre Texas y México, Garza está cambiando la realidad de uno de los pueblos más vulnerables de EEUU. Mira su historia aquí.
Ligia Guallpa: nacida en Ecuador, esta mujer esta informando, capacitando, y protegiendo los derechos de los jornaleros hispanos. Mira su historia aquí.
Osiel de Santiago: en Indiana, este joven está ayudando a crear comunidades latinas más saludables. Mira su historia aquí.
Andrés Cano: un futuro político luchando por la salud de las minorías desde Arizona. Mira su historia aquí.
Barney Santos: consciente de los efectos de la gentrificación, desde LA está empoderando a los latinos a que emprendan negocios que mantengan la esencia de ese lugar. Mira su historia aquí.
Ricky Hurtado: desde Carolina del Norte, Hurtado está haciendo de una educación de calidad algo accesible para los latinos. Mira su historia aquí.
Jordan Rodríguez: desde Indianápolis, Rodríguez es quien ha sido el puente entre la política y los latinos de esa ciudad. Mira su historia aquí.
Rubi Quiroz: una luchadora para defender los derechos de los estudiantes y los beneficiarios de DACA. Mira su historia aquí.
Peter Svarzbein: este nativo de El Paso, Texas, está ayudando definir una identidad fronteriza a través del arte y la política. Mira su historia aquí.
Lynda López: sus iniciativas y activismo están impidiendo que Chicago se siga gentrificando. Mira su historia aquí.
María Carla Chicuén: llegó a Miami con 14 años sin saber inglés, pero se graduó de Harvard y hoy ayuda a que otros latinos ingresen a universidad de prestigio en los EEUU. Mira su historia aquí.
Chrismaldi Vásquez: fue recientemente directora de la organización Family Independence Initiative (FII), donde trabajó apoyando a familias de bajos recursos.
Viridiana Hernández: es la directora ejecutiva del Center for Neighborhood Leadership, en Arizona, donde trabaja por influir en políticas públicas. Mira su historia aquí.
Candi CdeBaca: ha organizado campañas políticas, esfuerzos contra la gentrificación y a favor de mejorar las condiciones medioambientales de su vecindario. Mira su historia aquí.
Cecilia Polanco: a través de Pupusas For Education, Polanco entrega becas a estudiantes indocumentados para que asistan a la universidad. Mira su historia aquí.
Emilia González Ávalos: empoderando desde Minnesota a las comunidades latinas, reduciendo la brecha racial. Mira su historia aquí.