Parecen complicadas, pero están salvando vidas: las nuevas intersecciones que están llegando a las autopistas

Las llamadas DDI están apareciendo en carreteras de todo Estados Unidos. Aunque se ven complejas, reducen enormemente el riesgo de accidentes.

Un DDI en Springfield, Missouri. Google Maps

Un consejo para quienes se salgan a explorar carreteras en el cierre del verano: prepárense para ver entradas y salidas que no han visto antes. Un nuevo diseño de las incorporaciones a las carreteras está apareciendo con cada vez más frecuencia en las autopistas estatales.

Se les conoce como intersecciones divergentes en forma de diamante o DDI, por sus siglas en inglés y, a pesar de verse complicadísimas, tendrían beneficios para los automovilistas.

Creada por un estudiante de posgrado de Ingeniería a principios de los años 2000, esta modalidad de intersección funciona de un modo muy ingenioso. En lugar de hacer que los choferes giren en ángulo recto para incorporarse a la autopista, las dos direcciones del tráfico se bifurcan y zigzaguean una sobre la otra. Es así como un carril se separa para embocar los autos en la autopista y, por lo tanto, estos nunca tienen que toparse con el tráfico nuevamente.

Míralo explicado en este video:

En las últimas semanas, en Florida se inauguraron los doce carriles de la DDI más grande del país, próxima a Sarasota. Y cerca de Pittsburgh, una moderna intersección está confundiendo ya a un puñado de conductores en Pennsylvania mientras resulta del agrado de otros. Por su parte, recientemente, se abrió otra de estas maravillas de la ingeniería civil en el Sureste de Calgary; Saskatchewan, entretanto, espera la suya, y hay noticias de que Arizona y Virginia están considerando propuestas para construir más. Lea aquí el listado completo de las cerca de 90 ubicaciones en que se prevén erigir intersecciones o donde ya están funcionando.


Las DDI proliferan sobre todo por un par de razones fundamentales: son más seguras que los cruces tradicionales y facilitan el flujo del tráfico. Si se las compara con los cruces de parada de cuatro vías, resultan muy superiores. Donde dos carreteras de dos carriles intersecan, los choferes tienen 32 probabilidades separadas de chocar entre sí. En una DDI, en cambio, las probabilidades de colisionar se reducen a 14. Por ejemplo, la situada en Springfield, Missouri –la primera de Estados Unidos– registró un 60% menos de accidentes desde que fue instalada en 2009, comparada, naturalmente, con la anterior estructura vial que había. Al propio tiempo, las DDI pueden ser más rentables que las intersecciones comunes en forma de diamente.

Los planificadores urbanos, desde luego, podrían refunfuñar algo al respecto, aduciendo que no existe tal cosa como una ‘buena’ rampa a la autopista, pero algunas DDI vienen acompañadas de senderos para peatones y bicicletas, al costado de los zigzagueantes carriles (separados, claro); y los ingenieros, a la sazón, se aplauden a sí mismos tras crear un libre flujo peatonal y ciclístico (porque si los autos no van a detenerse ante el tráfico, menos aún lo harán las personas). En un contexto en que los accidentes fatales de tránsito son cada vez más habituales y el financiamiento para reparar carreteras en mal estado se reduce, las DDI parecen una alternativa favorable tanto para conductores como para los departamentos de transporte del país.

“Los seres humanos, no lo sabré yo, odian el cambio”, confesó Tom Wolf, gobernador de Pennsylvania, durante la inauguración de la primera DDI en su estado. “Pero este definitivamente sí que funciona”.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.

Los buses del futuro
El Olli es un bus autónomo creado por Local Motors MANDEL NGAN/AFP/Getty Images
El Olli es un bus autónomo creado por Local Motors MANDEL NGAN/AFP/Getty Images
El Olli es un bus autónomo creado por Local Motors MANDEL NGAN/AFP/Getty Images
Un autobús autónomo en Francia. ERIC FEFERBERG/AFP/Getty Images
Un autobús autónomo en Francia. ERIC FEFERBERG/AFP/Getty Images
Volvo acaba de anunciar la creación del bus más largo del mundo. Volvo
Los buses eléctricos de Proterra ya están dando vueltas por el mundo. Proterra
Los buses eléctricos de Proterra ya están dando vueltas por el mundo. Proterra
Los buses eléctricos de Proterra ya están dando vueltas por el mundo. Proterra