Estos son los lugares donde más industrias están utilizando robots en EEUU

Casi la mitad de estas maquinarias están aglomeradas en el Medio Oeste y en el Sur.

La fábrica de Fiat Chrysler en Sterling Heights, Michigan, ya está altamente automatizada. Bill Pugliano/Getty Images

La automatización puede ser una bendición o la perdición, dependiendo a quién le preguntes. Para algunos será una ola de que devastará la fuerza laboral a gran escala y otros creen que será un cambio más lento y suave, que la sociedad absorberá sin dificultades (y quizás hasta lo disfrutes).

Un reciente artículo académico de Daron Acemoglu, del Massachusetts Institute of Technology (MIT por sus siglas en inglés), y Pascual Restrepo, de la Universidad de Boston, ha intensificado ese debate. Estos economistas han encontrado que la automatización en la industria ha tenido efectos bastante adversos en el empleo y en los salarios, y los seguirá teniendo. Si bien se han disputado aspectos del diseño del estudio y sus conclusiones generales, lo siguiente sí está claro: los robots han remodelado las economías urbanas y mercados laborales, pero en algunos lugares más que en otros.

Un nuevo mapa —creado por investigadores en el Programa de Políticas Metropolitanas del Brookings Institution— apoya ese argumento. Usando el mismo conjunto de datos que los economistas anteriormente nombrados, los investigadores de Brookings precisaron áreas metropolitanas en donde los robots industriales —los cuales se definen como “máquinas reprogramables que son controladas automáticamente”— han estado concentrados desde 2010.

“A nivel mínimo estas tecnologías crean problemas de transición a corto y a mediano plazo para los trabajadores”, dice Mark Muro, director de Política en Brookings. “Y eso sucede incluso si crean empleos adicionales en nuevas áreas tal como insisten algunos analistas”.

Quizás no sea una sorpresa, pero casi la mitad de todos los robots que actualmente están en uso están aglomerados en el Medio Oeste y en el sur. Se trata de estados como Michigan, Ohio, Indiana y Tennessee, los que son sedes de la industria automovilística. Entre las áreas metropolitanas, Detroit encabeza la lista con 8.5 robots por cada 1,000 trabajadores. Le sigue Toledo, Grand Rapids, Louisville y Nashville, todos centros de manufactura en donde la cantidad de robots de factoría ha triplicado entre 2010 y 2015.

Mapa del uso de robots industriales. Mientras más rojo, mayor es la cantidad de robots por empleados. El tamaño del círculo se refiere a la cantidad absoluta de robots.

Estos no son necesariamente los lugares en que los robots dominarán en el futuro. De hecho, la adopción de la automatización de empleos en la administración, en la preparación de alimentos y en ventas probablemente ocurrirá fuera del Cinturón del Óxido, la una región de EEUU que se extiende hacia oeste desde Nueva York hasta Wisconsin en el Medio Oeste, que antes fue el pulmón industrial del país.

Sin embargo, el mapa sí muestra que la incidencia de trabajadores robot, si bien ha sido inconsistente, ya ha tenido consecuencias en la esfera local más allá de la economía. Así lo explica la investigación de Brookings:

Con respecto a este asunto, si bien la ansiedad del país sobre la automatización parece amplia y dispersa, los hechos específicos sobre el uso de robots sugieren que los impactos sociales más significativos de por lo menos esta manera de automatización siguen siendo concentrados. Específicamente, el mapa de robots sugiere que la ansiedad sobre robots y la ansiedad económica más amplia (junto con las presiones relacionadas del mercado laboral) quizás lleguen a su punto máximo en el Medio Oeste industrial… particularmente en estados 'rojos' ya expuestos a los robots como Michigan, Wisconsin y Pennsylvania donde los resultados de la elección se determinaron.


Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.