Las pachucas: esa contracultura de las mexicanas en Estados Unidos que aún hoy influencia la moda

Desde los años 40, un grupo de mujeres mexicanas empezó a crear una identidad como migrantes con sus looks atrevidos y de excesivo maquillaje. Aunque tuvieron que batallar contra estereotipos y persecuciones hoy su estilo permea las grandes tendencias e influencia a todas las mujeres más allá de la frontera.

Las pachucas han mantenido su estilo vigente hasta nuestros días. Giphy.com

Cuando, en la década de 1940—una época no sólo de guerra y austeridad, sino de xenofobia y nativismo en países como Estados Unidos—el gobierno norteamericano lanzó iniciativas para regular y así disminuir la cantidad de tela utilizada en las prendas de vestir. Los migrantes mexicano-americanos , o pachucos, sin embargo, habían desarrollado un estilo extravagante que requería el uso de grandes cantidades de tela.

Los hombres usaban sacos extra largos y de grandes hombreras, con pantalones bombachos y las mujeres usaban los pantalones bombachos, camisas de cuadros solo abotonadas en la parte superior que dejaban enseñar un brasier como top, un maquillaje muy exagerado, en especial el labial, además de peinados con copetes altísimos, por momentos tan grandes como sus rostros. En la medida en que el establishment consideró esta forma de vestir un acto antipatriótico, los mexicano-americanos la convirtieron en un símbolo de resistencia y desafío. Así nació el peculiar y particular estilo de las así llamadas pachucas, cholas o homegirls.

Una de las teorías más populares sobre este peculiar nombre con el que las bautizaron es que nació en El Paso, Texas que era un pueblo muy popular para los trabajadores migrantes. Como se referían a este lugar como ‘Chuco Town’, los migrantes que salían de ahí a Los Angeles empezaron a ser llamados pachucos, las mujeres pachucas.

Sin embargo, un incidente entre pandillas, ocurrido en 1942, hizo que la policía relacionara a los pachucos y pachucas con bandas juveniles problemáticas y se expandió una mirada muy negativa en los medios sobre ellos y su estética. Esto, sin embargo, fue usado por las mujeres para acrecentar su identidad no solo de raza, sino femenina. Las pachucas resistieron a los estereotipos y se convirtieron en un sinónimo de resistencia, de unidad entre los inmigrantes.

Así, desde los años cuarenta, la era del zoot suit, el estilo de las chicanas de California, Texas y Chicago creó con su look una identidad de contacutura que ha impuesto modas que, décadas después, aparecen en las pasarelas y permean el guardarropa cotidiano lejos incluso de los territorios de frontera.

El estilo de las pachucas de hoy—retratadas en películas como Mi Vida Loca de 1993—, conserva mucho de la intención y los rasgos le las pachucas originales. La exageración hoy se ha ampliado para incluir nuevos elementos, mismos que se pueden ver en las siguientes imágenes, a la par de las tendencias actuales que mucho toman de su emblemático estilo.

La camiseta gráfica

Aunque seguramente cuentas con por lo menos una graphic T a raíz de su gran popularidad desde hace algunas temporadas, se trata de una prenda que las cholas se apropiaron desde décadas atrás. Hoy, incluso casas de diseño como Dior, conocidas por lo más clásico y sofisticado de la moda, las mostraron en su pasarela primavera 2017.


Los mom jeans

Si piensas que las responsables de poner de moda los mom jeans a la Beverly Hills 90210 circa 1990, son las súper-modelos como Kendall Jenner o Bella Hadid, te equivocas. Las pachucas de tienen el monopolio de los jeans de tiro largo, pierna holgada y marcada cintura, desde mucho antes incluso de Bev 9. La marca Tibi los puso en su pasarela primavera/verano 2017 con todo y acabado stone-wash que tanto asociamos con aquella primera época en la que el mainstream acogió la tendencia.


El bra top

El bra top, o sostén como top, ya sea solo o debajo de una camisa abierta, es una de las modas que hicieron suyas las homegirls de hueso colorado en los años noventa y que hoy vemos reflejado en los estantes y en colecciones como la de primavera 2017 de 3.1 Phillip Lim.
http://www.gettyimages.com/license/603233178

Los Dickies

Los pantalones de trabajo color khaki de la marca Dickies, sujetados con un grueso cinturón negro, son una firma de cualquier chola que se digne de serlo, y el look también parece haber seducido a Alexander Wang, como se puede ver en su colección primavera 2017. Si aún no los usas, estás a punto de hacerlo.


Los pantalones bombachos y el crop top

Los pantalones masculinos y bombachos con una camiseta ombliguera, son en su conjunto una rúbrica de las pachucas desde tiempos inmemoriales, y John Galiano la adopta para su colección primavera/verano 2017, con todo y llavero colgando de un bolsillo, como se hacía en la vieja escuela.


La camisa de franela a cuadros y los Converse All-Stars

La camisa de franela a cuadros y los Converse All-Stars han sido desde tiempo atrás señas distintivas de la indumentaria de las homegirls del Pacífico hasta el Atlántico. Para su colección otoño 2016, la marca de culto R13 puso de relieve ambos elementos, con una marcada nostalgia noventera.


La cachucha de beisbol

Si bien es cierto que la cachucha de beisbol no la inventaron las cholas, la clave está en su manera muy particular de usarla: extra grande y por momentos de lado, a veces con una bandana abajo. Si este look de Chanel para su colección de primavera 2017 no es de inspiración pachuca, no lo es nada. La blusa extra grande abotonada únicamente al cuello, así sea en tonos pastel y con aplicaciones florales, es un guiño más que claro hacia Echo Park.

Lea también: