La madre del niño asesinado en Uruguay llevó a su hijo al psicólogo porque decía que el entrenador era su padre

En una entrevista con el diario El País de Uruguay, Alexandra Pérez contó detalles de la relación de su hijo con el entrenador. Según su relato, un día antes de la desaparición del pequeño, había prohibido a Fernando Sierra verse a solas con el niño por recomendación de la psicóloga, pero el hombre se lo llevó del colegio sin su permiso.

En video: Un entrenador mató a un niño en Uruguay y algunos piensan que su madre debe ir a la cárcel © 2015 Univision Communications Inc.

La muerte de Felipe Romero, el niño de diez años asesinado por su entrenador de fútbol que después se suicidó, dejó muchas incógnitas en Uruguay, principalmente la de cómo el pequeño llegó a tener una relación tan estrecha con el hombre que lo acabó matando. Algunos sectores incluso responsabilizaron a la madre por dejar que se produjera ese acercamiento entre su hijo y alguien con quien no les unía un vínculo familiar.

Este martes, mientras las autoridades de la ciudad de Maldonado, en el este de Uruguay, continúan sus investigaciones del caso, la madre del menor, Alexandra Pérez, aseguró que no cree que su hijo fuera abusado sexualmente por el entrenador, Fernando Sierra, pese a que los últimos datos de la investigación confirmaban que el niño sufrió abusos sexuales, que podrían ser anteriores a su secuestro y muerte.

En una entrevista con el diario uruguayo El País, la mujer que está recibiendo tratamiento psicológico para asimilar lo sucedido, explica que conoció a Sierra hace un par de años cuando se lo presentó una compañera de trabajo policía que tenía un hijo que "iba mucho a la casa de Fernando".

"Hablé con ella de este tema y me dijo que estaba todo bien. Eso me dio cierta seguridad de que no había nada raro. Creí que estaba en buenas manos", afirma la mujer que trabaja como agente de policíá en Maldonado. Separada del padre de Felipe, el exfutbolista Luis Alberto Romero (“Lucho”), Pérez se considera "madre soltera".

No fue hasta hace unos cinco meses cuando la mujer notó que había algo raro porque su hijo comenzó a presentar al entrenador como si fuera su papá. "El tipo empezó a pasar por sobre mi autoridad como madre. Ya ni me consultaba para nada. Llegaba a casa y me lo sacaba", explicó.

Además, cuenta que otro entrenador de Felipe le contó que Fernando Sierra estaba tramitando la adopción de su hijo y que la madre de éste decía que el niño era su nieto y que "pronto se iba a ir a vivir con ellos".

Eso llevó a la mujer a consultar el problema con una psicóloga de la policía que se entrevistó con el niño.

La psicológa le recomendó que niño y entrenador no se vieran solos

Según Pérez, a la psicóloga le llamó la atención que Felipe dijera que Sierra era su padre. Eso ya había sucedido el día del padre del año pasado (que en Uruguay se celebra el 10 de julio), cuando el niño le escribió un mensaje por WhatsApp al entrenador que, según la madre, decía: "Feliz día papi. Te amo papi, espero que estés siempre conmigo".

Confirman que niño de 10 años asesinado en Uruguay fue abusado sexualmente por su entrenador de fútbol © 2015 Univision Communications Inc.

La psicóloga le recomendó que no dejara que Felipe y Sierra se siguieran viendo a solas. Entonces, según relata en la entrevista, le comunicó al entrenador el consejo de la doctora y le dijo que sería ella quien a partir de entonces llevaría a su hijo a los entrenamientos. También le pidió que no se comunicara más con su hijo por Whatsapp.

"Él me dijo: 'lo entiendo, lo entiendo', pero vi que tenía una cara horrible. En la mirada se veía que no le gustó lo que le había dicho", afirmó.

Antes de esa visita a la psicóloga, Pérez expone que ya había tenido problemas con el entrenador porque se llevaba a su hijo sin avisarle y le había prohibido hacerlo de nuevo. La situación más tensa que relata fue el 23 de marzo cuando llegó a su casa por la tarde y se dio cuenta de que Fernando Sierra se había llevado a su hijo.


"Si vos me sacás a Felipe, me mato"

Cuando llamó al entrenador, éste le dijo que estaban yendo a un asado, pero ella exigió que lo llevara de vuelta a casa de manera inmediata.

Allí, explica Pérez, sostuvieron esta conversación: "Yo sé que querés a Felipe como tu hijo. Él te quiere como a un padre. Pero yo soy la madre. Yo digo sí y yo digo no. Vos no me pediste permiso para llevártelo, ¿entendés eso?", relató. "Él se puso a llorar. Lloraba. Lloraba. Y ahí me dijo: 'Si vos me sacás a Felipe me mato'".

En la entrevista, la madre descarta que fuera frecuente que el entrenador fuera a buscar a su hijo al colegio, como sucedió el pasado jueves cuando lo recogió de la escuela antes de matarlo de un disparo y sucidarse.

Sin embargo, la mujer reconoce que Sierra fue a "alguna reunión de padres" al centro educativo.

Según su relato de los hechos a El País, el entrenador se presentó una hora antes del fin de las clases y se llevó al pequeño sin firmar ningún documento que lo autorizara. Poco después, cuenta la madre, el director de la escuela llamó a su otra hija para notificárselo y, aunque esta sabía que no podía quedarse a solas con Sierra, ya no pudieron hacer nada.

Para tratar de aclarar las circunstancias de la entrega del niño a su asesino, la jueza Adriana Morosini llamó a declarar a la madre, a la psicóloga del menor, a la maestra que entregó al niño y a miembros de la junta directiva del colegio.

Por su parte, la madre de Felipe Romero, quiso enviar un mensaje a los padres divorciados: "¡Por favor, estén presentes con sus hijos! De otra manera los niños buscarán otra figura paterna... Para peor, mi hijo se topó con este asesino", afirmó.

Lee también:

Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades
Rolando Salas desapareció en 1999 cuando tenía 5 años de edad. El pequeño fue visto por última vez mientras jugaba en un parque en Toa Alta, Puerto Rico. Durante las investigaciones previas, se me... National Center for Missing & Exploited Children
El 26 de septiembre de 2016 se emitió una alerta Amber por la desaparición de Liliana Hernández de 7 años de edad y René Pasztor de 6 años, quienes habían sido raptados por su madre en Fort Wayne, ... Indiana State Police
Adriana Coronado, de 13 años de edad, fue reportada como desaparecida el domingo 13 de marzo en la ciudad de Katy, Texas. Su cuerpo fue hallado el miércoles 16 de marzo, pero la confirmación de su ...
Isabel Celis, de 6 años de edad, desapareció el 20 de abril de 2012 de su residencia en Tucson, Arizona y todavía no se sabe nada de su paradero. Los padres denunciaron que la menor fue raptada de ...
Pearl Pinson, de 15 años de edad, desapareció el 25 de mayo de 2016 en el norte de California después de que unos testigos vieran a un joven armado arrastrarla hasta su auto. El presunto captor mur... Pearl Pinson / Facebook