El Papa llega a Colombia con un mensaje de reconciliación para sanar las heridas de la guerra

En su visita al país sudamericano, que comienza este miércoles, el Papa llevará un mensaje de reencuentro para los colombianos después de más de 50 años de conflicto que dejaron un país polarizado. También verá de cerca los efectos de la crisis venezolana y podría mandar algún mensaje al respecto.

Papa Francisco llega a Colombia para sanar heridas del conflicto armado © 2015 Univision Communications Inc.


BOGOTÁ, Colombia.- El primer Papa latinoamericano dijo que no iría a Colombia hasta que no hubiera paz. Un año después de que se firmara el fin a un conflicto de 50 años, el pontífice llega al país para hablarle a una población dividida de reconciliación y de cómo enfrentar esta nueva etapa.

"Iré como peregrino de esperanza y de paz (...) Una paz estable y duradera para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos", dijo el papa Francisco en un mensaje un día antes de tomar un vuelo hacia Bogotá, donde llegará este miércoles para iniciar un viaje de cinco días a Colombia por el que también visitará Villavicencio, Medellín y Cartagena.

Cuando el Papa aterrice en Bogotá este miércoles se encontrará con un país que lo espera con devoción. Según un informe del centro Pew, Colombia es uno de los países latinoamericanos con mayor porcentaje de católicos (el 79%).

Esa fe se reflejaba este martes en la plaza Bolívar, en el centro de Bogotá, uno de los primeros lugares que visitará el pontífice para reunirse con el presidente Juan Manuel Santos y para entrar a la catedral que alberga la imagen de la virgen de Chiquinquirá, la patrona de Colombia.


Desde hace días, centenares de personas hacen cola durante más de una hora para poder ver el lienzo del siglo XVI de esa virgen que suele estar en la basílica del Rosario de Boyacá y fue trasladada a la capital por la visita del Papa. A las afueras, los fieles se mezclaban con decenas de vendedores ambulantes que tratan de aprovechar la visita para ganar unos pesos.

"Voy a ir a la misa de la Plaza Bolívar a pedirle por mi familia, por la paz y porque ayude a cambiar un poco de nuestro país", le dijo a Univision Noticias Arnold, de 18 años, que junto con su hermano menor vendía llaveros con el rostro del Papa Francisco grabado. "Con la ayuda de Dios va a cambiar un poco y va a ayudar a la economía", confiesa.

"Yo creo que su visita puede asentar el proceso de paz del presidente Santos", afirma por su parte Jorge Celis, un bogotano que vendía por 20,000 pesos (algo menos de $7) relojes labrados sobre madera con la figura de papa argentino grabada.

"El proceso de paz no tiene que ver", apunta por su parte Carlos Andrés Tapias, un joven de 17 años que llegó a Bogotá con un grupo del Opus-Dei de Manizales. "Él viene a ayudar al país a conciliar y a solucionar sus problemas".

¿Una visita política?

Pero pese a que Iglesia católica y el gobierno de Juan Manuel Santos insiten en que la visita del Papa será evangélica y no política, el pontífice no ha dudado en pronunciarse en torno al conflicto colombiano en los últimos años.

De hecho, la paz no fue blindada con un plebiscito popular como él mismo confesó que quería. Tuvo que ser ratificada por el Congreso después de que la votación popular demostrara a una sociedad sumamente polarizada y que se decantó por el 'no' con 50.2% de los votos, contra 49.7% del 'sí'.

Tras ese referendo, el Papa reunió a Santos con su predecesor y ferviente detractor del acuerdo de paz que fue sometido a referendo, Álvaro Uribe, en una audiencia privada en El Vaticano, pero no logró reconciliarlos.

"Colombia necesita reconciliarse": Presidente Santos en víspera de la visita del papa Francisco al país © 2015 Univision Communications Inc.


Algunos miembros del partido de Uribe han acusado a Santos de politizar la visita, pero el encargado de su gobierno de organizarla, el vicepresidente Óscar Adolfo Naranjo, insiste en que el Papa simplemente traerá un mensaje para dejar atrás un pasado de violencia, escuchará a víctimas y victimarios y "a partir de esa verdad, allanará el camino para la reconciliación".

El evento más simbólico respecto a la paz se celebrará el viernes en Villavicencio a donde llegarán cerca de 6,000 víctimas de las más de 8 millones que se estima ha dejado el largo conflicto, entre ellas irán varios representantes de la comunidad de Bojacá, en Chocó, que llevarán la estatua de un Cristo que literalmente sobrevivió a unos enfrentamientos entre la guerrilla y los paramilitares en 2002.

La figura fue de lo poco quedó en pie después de que la guerrilla de las FARC lanzara explosivos a la capilla San Pablo Apóstol, en un ataque en el que murieron las 79 personas que allí se refugiaban, y se espera que sea bendecido por el Papa en este viaje.

En Villavicencio también estarán exguerrilleros reinsertados. Sin embargo, el papa Francisco no tiene previsto reunirse con líderes de las FARC o el Ejército de Liberación Nacional (ELN) para "evitar mayor polarización", según explicó José Octavio Ruiz Arenas, el secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización y el colombiano de mayor rango en El Vaticano.

Por eso se cuidan de que no haya una reunión oficial con miembros de las FARC, aunque la Agencia de Reintegración llevará a cientos de ellos a participar en la misa de Villavicencio.

La crisis venezolana de cerca

La de Francisco será la tercera visita de un pontífice a Colombia, después de la de Pablo VI en 1968 y la de Juan Pablo II en 1986.

En esta ocasión, el Papa también hablará de "reconciliación" con el medio ambiente en Villavicencio, de las vocaciones católicas en Medellín y de los derechos humanos en Cartagena.

Y, aunque no está en la agenda oficial de la visita, también se chocará con los efectos de la profunda crisis venezolana que se estima ha llevado a cientos de miles de ciudadanos a cruzar la frontera con ese país en los últimos años.

"Desde que crucé la frontera empecé a trabajar y a comer", dice el venezolano Egmar, recién llegado al país vecino. Lorena Arroyo


Entre quienes venden recuerdos alusivos a la visita del pontífice están Edmar (32) y Yosber (26), dos venezolanos que migraron desde los estados de Carabobo y Portuguesa, respectivamente, en busca de una vida mejor.

"Nos conocimos hoy pero ya somos panas (amigos)", asegura Yosber, el veterano del dúo, ya que lleva algo más de un mes en la capital colombiana. "Conseguí plata para el pasaje y me vine sin pensarlo", afirma el joven que, gracias a una mujer que conoció, consiguió empezar a trabajar de vendedor ambulante.

Ese fue también el caso de Yosber, que lleva menos de una semana en Bogotá. La primera noche le tocó dormir en la terminal de autobuses, pero después consiguió comprar unos caramelos para empezar a vender y ahora ya está pensando en reunir el dinero suficiente para traer a sus tres hijos de 1, 7 y 12 años.

"Desde que crucé la frontera empecé a trabajar y a comer", explica. "Allá (en Venezuela) la comida está cada vez más cara y el sueldo no alcanza. Además, las empresas están cerradas y no hay fuentes de trabajo", dice el joven que luce con orgullo una gorra de los Navegantes de Magallanes, el equipo de béisbol de Valencia, su ciudad, y una mochila con la bandera venezolana.

Pero esos no son los únicos símbolos de Venezuela que se ven. A pocos metros, un grupo de jóvenes se sube a las escalinatas de la catedral y saca una pancarta gigante en la que se lee: "Papa Francisco, Venezuela te espera".


"Somos estudiantes universitarios y nos organizamos para venir a ver al Papa de Caracas, Barquisimeto y Maracaibo", explica uno de los líderes del grupo, Alberto Balbuena, de 26 años. "Estuvimos rezando por el papa y por toda la gracia que va a derramar en los países de Latinoamérica y especialmente por Venezuela, por la situación que estamos atravesando".

Balbuena no cree que el Papa deba involucrarse en la política pero sí espera unas palabras de esperanza para su país: "Confiamos en papá Dios que él nos va a sacar de todo esto".

Sin embargo, muchos sí que esperan que el Papa se pronuncie sobre la crisis en Venezuela y el éxodo de ciudadanos que ha provocado la rampante crisis política y económica de ese país.

Mientras tanto, hay quien bromea con que el Papa obró su milagro con la visita a Colombia incluso antes de llegar pues en los últimos dos días la banda criminal del 'Clan del Golfo' anunció que se someterá a la justicia, mientras que el Gobierno y el ELN anunciaron el inicio en octubre un cese el fuego bilateral.

En fotos: El papa Francisco llega a Colombia tras la firma de la paz
El líder de la iglesia católica estará en el país suramericano durante 4 días, en las ciudades de Bogotá, Medellín, Villavicencio y Cartagena. En la tarde del miércoles 6 de septiembre, el papa Fra... Ap
Colombia es uno de los países latinoamericanos con mayor porcentaje de católicos (79%). El primer saludo del Papa a los colombianos tendrá lugar el jueves 7 de septiembre en la mañana, en la plaza ... Ap
"Iré como peregrino de esperanza y de paz (...) Una paz estable y duradera para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos", dijo el papa Francisco en referencia a la firma de ... Getty Images
El papa Francisco, a bordo del ‘papamovil’ que lo lleva a la sede de la nunciatura apostólica. El evento más simbólico respecto a la paz se celebrará el viernes en Villavicencio a donde llegarán ce... Getty Images
El sumo pontífice conversa con la primera dama de Colombia María Clemencia Rodríguez. Aunque la Iglesia católica y el gobierno de Juan Manuel Santos insisten en que la visita del Papa será evangéli... Getty Images
En el evento de Villavicencio también estarán exguerrilleros reinsertados. Sin embargo, el papa Francisco no tiene previsto reunirse con líderes de las FARC o el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Getty Images
Una multitud se ha reunido en el trayecto del Papa hacia la nunciatura apostólica y muchos asistirán a la misa de este jueves en el centro de Bogotá. Getty Images
La de Francisco será la tercera visita de un pontífice a Colombia, después de la de Pablo VI en 1968 y la de Juan Pablo II en 1986. Getty Images