Viaje al interior de los túneles del narcotráfico: así se entrena la Patrulla Fronteriza para combatir el contrabando en la frontera

Univision Noticias tuvo acceso exclusivo al único centro de entrenamiento subterráneo en el país para el equipo de túneles encargado de detectar el contrabando que intentan cruzar por debajo de la tierra.

Parecen narcotúneles pero no lo son: fueron creados por la Patrulla Fronteriza para entrenarse © 2015 Univision Communications Inc.

NOGALES. Arizona. - Intimidantes, oscuros, escasos de oxígeno y húmedos. Así son los túneles utilizados por los traficantes para introducir drogas desde México hacia Estados Unidos y son así también las imitaciones construidas por la Patrulla Fronteriza para entrenar a sus agentes en la difícil tarea de contrarrestar el contrabando en la frontera.

Un equipo de Univisión Noticias entró de manera exclusiva a uno de estos pasadizos utilizados en Nogales, Arizona, como centro de formación.

La constante evolución de los métodos para la actividad ilícita en la frontera y el ingenio de los contrabandistas llevó a la agencia migratoria a conformar un equipo especializado en túneles y construir un espacio subterráneo de 400 pies con ductos de tubería para entrenarlos bajo tierra.

Este centro de entrenamiento está ubicado en la estación de la Patrulla Fronteriza en Nogales, Arizona, y es el único en el país construido para entrenar a los agentes con duras pruebas antes de salir a enfrentarse a los narcotúneles.

Estos túneles fueron construidos en forma de laberinto, en algunas partes con espacios más reducidos y tiene poca ventilación. Después de pasar las pruebas, algunas de ellas físicas, los agentes obtienen una certificación para ingresar a espacios confinados.

“El equipo de túneles de Nogales se ha desarrollado con el tiempo a lo que son hoy, hace algunos años [escuchábamos] las historias de los túneles por donde traían niños, contrabandeaban gente y había ratas. Eso ya no existe”, dijo Kevin Hecht, jefe de la estación de la Patrulla Fronteriza de Nogales y del equipo de túneles

El 11 de mayo de 1990 se descubrió el primer túnel transfronterizo dentro de una bodega de almacenamiento en Douglas, Arizona. Luego los contrabandistas continuaron cavando la tierra.

En Nogales fue descubierto el primer túnel en 1995. A la fecha se han encontrado 194 subterráneos en todo el país; de estos, 111 en Nogales, Arizona.

Es por ello que la ciudad es conocida como ‘la capital de túneles del país’ y es precisamente aquí donde la Patrulla Fronteriza conformó este equipo especializado y decidió construir el centro de entrenamiento bajo tierra.

En fotos: Centro de entrenamiento para el equipo de túneles de la Patrulla Fronteriza en Nogales, Arizona
El supervisor del equipo de túneles Thomas Pittman ingresó a la construcción subterranéa donde realizan los entrenamientos.
Varios agentes ingresan a los conductos del único centro subterráneo para el entrenamiento de agentes en espacios confinados. Paula Díaz
En un área de la estación de la Patrulla Fronteriza de Nogales construyeron 400 pies de conductos subterráneos en forma de laberinto para que los agentes se entrenen y certifiquen en espacios confi... Paula Díaz
Centro de entrenamiento del equipo de túneles de la Patrulla Fronteriza en Nogales, Arizona. Paula Díaz
El equipo cuenta con una unidad móvil donde transportan todos los implementos para inspeccionar y detectar túneles. Paula Díaz
El equipo cuenta con varios robots, algunos inalámbricos que se usan de acuerdo el tamano del túnel. Paula Díaz
Uno de los ductos del campo de entrenamiento de túneles. Paula Díaz
Uno de los robots que inspeccionan los túneles. Paula Díaz
El jefe de la estación de la Patrulla Fronteriza en Nogales, Kevin Hecht, explica el funcionamiento de los robots diseñados para túneles. Paula Díaz
Campo de entrenamiento de la Patrulla Fronteriza, atrás se observa un pedazo de valla fronteriza que también sirve para pruebas. Paula Díaz
Los agentes prueban uno de los robots antes de ingresar al túnel. Paula Díaz
Univision Noticias tuvo acceso al túnel de entrenamiento para observar las pruebas que deben pasar los agentes. Paula Díaz

Hecht enfatizó que el programa de túneles es muy extenso en la estación de Nogales y en el sector de Tucson. La mitad de los agentes asignados a la estación están entrenados para ingresar a espacios confinados, lugares reducidos con poca ventilación.

Los oficiales ingresan a un sistema de drenaje fluvial existente en la ciudad —diseñado para el manejo de agua en la temporada de los monzones— que conecta a Nogales, Arizona con Nogales, Sonora. Esto forma parte de los patrullajes diarios que realiza el equipo. De este grupo hay uno más pequeño que se encarga de explorar los túneles cuando son descubiertos del lado mexicano, explicó Hecht.

“Cuando el equipo del lado mexicano encuentra algo, le avisan al equipo del lado estadounidense. Entonces entran a los túneles hechos a mano por gente que está tratando de contrabandear, no están estructurados. Es un equipo único”, agregó el especialista en túneles de la Patrulla Fronteriza Hecht.

Este grupo de agentes está entrenado en caso que el túnel colapse, revisan la calidad del aire, la seguridad y todo lo que deben saber para ingresar a espacios confinados. En el pasaje de entrenamiento no hay olor, ni se siente mucho la humedad, solo se escucha el eco de la propia voz y nada del ruido exterior.

Hecht indicó que también cuenta con un grupo que trabaja muy de cerca con México para coordinar esfuerzos binacionales y buscar túneles que puedan haber traspasado la frontera. Además, asesoran a las autoridades mexicanas para el cierre de los pasadizos ya descubiertos y prevenir su uso ilícito.

Hecht reconoció que desarrollaron un método más proactivo de respuesta que, según dice, provocó una reducción significativa en los números: en los últimos meses se han encontrado dos túneles transfronterizos, uno en Naco y otro en Douglas, y ambos estaban fuera de uso.

“Siempre los estamos buscando, nunca bajamos la guardia. Sabemos que siempre están desarrollando nuevas estrategias para hacer uno nuevo y nosotros buscamos la manera de interceptarlos”, advirtió Hecht.

El equipo está conformado por 50 agentes, 11 de ellos se encargan de las relaciones binacionales.

Robots, la primera avanzada por los túneles

Cada vez que un túnel es descubierto, la Patrulla Fronteriza envía robots a recorrerlos para determinar si es seguro que los agentes entren al pasaje subterráneo.

Algunos robots pueden ser muy pesados, algunos son buenos para tuberías, algunos son inalámbricos, solo pueden llegar un poco lejos. Nosotros queremos que los robots entren para saber si hay gente adentro, drogas, narcóticos, pistolas o armas”, comentó Hech.

El especialista de túneles de la Patrulla admitió que en esta región los conductos subterráneos son más para gatear y tal vez caminar agachado, a diferencia de los que han encontrado en California, que cuentan hasta con rieles.

Hecht explicó que en ciertas ocasiones los túneles son tan pequeños que solamente sirven para el cruce de narcóticos, y no poseen el diámetro suficiente para que ingrese una persona.

Acerca de la profundidad, el agente explicó que en Nogales, los pozos de agua son superficiales entonces un túnel puede tener 18 pies de profundidad, algunas veces un poco más.

El entrenamiento es intensivo, es difícil caminar en estas tuberías. No están mal pero, cuando bajas a tuberías como esa de 24 pulgadas, no puedo siquiera gatear. Tengo que arrastrarme sobre e estómago y moverme con los brazos, es muy difícil”, comentó Thomas Pittman, supervisor del equipo de túneles de la Patrulla Fronteriza en Arizona, mientras caminaba dentro del conducto subterráneo de entrenamiento.

¿Una nueva valla como la propuesta por Trump incrementaría la construcción de túneles para evitarla? Hecht dice que no.

Aseguró que en el área urbana de Nogales existe un muro fronterizo y no han encontrado nuevos túneles. Además, dijo que ete tipo de actividad subterránea no se observa en las zonas rurales porque generalmente los contrabandistas buscan lugares donde haya viviendas, negocios o drenajes.

En esta área, los agentes suelen encontrar marihuana, ocasionalmente narcóticos fuertes, como cocaína y poca heroína en el interior de los túneles, reveló Hecht.

Los agentes explicaron que el equipo de túneles trabaja con otras agencias federales, entre ellas la oficina de Investigaciones de Seguridad Interna (HSI) especialmente en situaciones cuando el pasadizo fue hallado bajo una vivienda o un negocio.